Oportunidades para el marketing social empresario

El marketing social es un servicio y la organización que lo adopte como instrumento de gestión, debería asumir un compromiso con la sostenibilidad que lo lleve a establecer relaciones con los clientes, proveedores y la sociedad en general, que le permitan obtener un conocimiento que le permita una adecuada integración a la sociedad y a ofrecer productos y servicios y programas de marketing socialmente responsables. A este último ámbito, debe integrarse el marketing social empresarial, esto es la promoción de comportamientos sociales favorables, que en el caso de la empresa le permitirá obtener lucro por esa acción, como promover el hábito de consumo de un determinado producto.

Empresas como Unilever, invierten bastante en investigación social, a los efectos de contar con una información valiosa, para la instrumentación de este tipo de programas.

La puesta en marcha de programas de marketing social por parte de la empresa, no puede estar divorciada del desempeño general de la empresa, pues no será creíble una campaña de marketing social de una empresa que tenga un desempeño irresponsable o que tengan poco que ver con el negocio de la empresa.

Demás esta decir, que la orientación al cliente es fundamental como también el trabajo en equipo, pues la ejecución de un programa de marketing social siempre presenta dificultades y sólo el compromiso firme con la causa y con un modo de gestión con compromiso social, con clara orientación hacia la gente, podrá superar los obstáculos.

Tampoco se debe perder de vista, que la gestión del marketing social requiere de tener un horizonte de mediano y largo plazo, por ello, si se tienen urgencias en mostrar resultados intentar desarrollar un programa de marketing social, no es aconsejable pero los frutos que se recogen a nivel reconocimiento de la empresa y de sus marcas, hacen plenamente justificable la incorporación del marketing social a la empresa, porque se verá beneficiada por una reputación sólida que le redundará en beneficios económicos sostenidos.

Una encuesta de Nilsen detectó que el 74% de los consumidores argentinos prefieren comprar productos de empresas socialmente responsables y 42% que está dispuesto a pagar un precio más elevado por ellos.

Asimismo, se descubrió que el medioambiente, la mejora en la educación y la lucha contra la pobreza son las causas más valoradas por los consumidores y que los jóvenes (menores de 40 años) son los consumidores con mayor conciencia social.

Esto abre para las empresas, oportunidades de lograr una mayor valoración de los consumidores, si se inclinan por desarrollar, programas de marketing social en alguno de los campos mencionados, que no necesariamente tiene que ser abordado solamente, por la organización empresaria. Como ya he comentado en “MARKETING SOCIAL CON VISIÓN DE LARGO PLAZO”, puede asociarse a alguna organización de la sociedad civil reconocida, en la atención de la problemática e inclusive trabajar con algún ente gubernamental.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s